Proyectos

Bicentenario Juan Pablo Duarte, símbolo de independencia

Publicado 27-08-2013

Conmemorar el segundo centenario del nacimiento de Juan Pablo Duarte, es en la Rep√ļblica Dominicana, recordar y rendir homenaje a un ilustr√≠simo ciudadano. Debemos aprovechar la ocasi√≥n para orientar y enaltecer el rescate de los valores patrios y con ello impulsar el fortalecimiento de la dominicanidad.

Las ideas que dieron origen y luego orientaron las posiciones del padre de la nacionalidad estuvieron siempre dirigidas a luchar en contra, no solo de los opresores, sino también a favor de los valores éticos y morales que deben adornar a los humanos, los cuales en esta época se han ido perdiendo.

Hoy al llegar a los 200 a√Īos de haber nacido en la parte espa√Īola de la isla el pr√≥cer Juan Pablo Duarte, encontramos una naci√≥n, donde las instituciones est√°n dirigidas por autoridades en las cuales prevalece la falta de voluntad pol√≠tica para enfrentar los grandes males a los que siempre se opuso el inspirador de la libertad de Quisuqueya.

Llegamos a este nuevo aniversario, encontrando un partido de gobierno, cuyos dirigentes y muchos funcionarios son objeto de denuncias de corrupci√≥n y nepotismo, pero debido al control pol√≠tico que ellos ejercen en las instituciones p√ļblicas no permiten iniciativas para enfrentar el flagelo de la corrupci√≥n, la delincuencia, y el tr√°fico de influencias y son protegido los dirigentes y allegados al partido de gobierno.

La patria que ideó Juan Pablo Duarte, hoy se encuentra en una situación donde la mayoría de las entidades tienen autoridades que están haciendo un flaco servicio a la democracia y al sistema político del Estado.

Durante este nuevo aniversario encontramos con profunda preocupaci√≥n que todav√≠a las mediciones de los organismos internacionales contin√ļan situando la tierra de Juan Pablo Duarte en un lugar privilegiado, se√Īal√°ndolo como uno de los pa√≠ses donde se percibe mayor grado de corrupci√≥n en la regi√≥n, problem√°tica que alarma, preocupa y sobre todo nos invita a los dominicanos a la reflexi√≥n.

El bicentenario nos encuentra con una notable falta de cultura de transparencia. Esta ausencia en el manejo de la cosa p√ļblica, ha impedido definir una pol√≠tica clara en materia de lucha contra la corrupci√≥n. Debido a lo anterior las instancias llamadas a juzgar a quienes violan las leyes dominicanas, lucen incapacitadas para dar respuestas a los m√ļltiples expedientes que le han sido sometidos, mientras muchos de ellos mantienen una especie de limbo jur√≠dico, lo que se traduce en una eventual impunidad.

Es preocupante que en este nuevo aniversario, del nacimiento del fundador de la Rep√ļblica Dominicana, la sociedad viva bajo sobresalto por los reiterados actos delictivos, proyectando avances preocupantes que han devenido en m√ļltiples cuestionamientos a las autoridades gubernamentales por los m√©todos empleados para el combate, lo que ha provocado muertes por presuntos intercambios de disparos, algunos de ellos bajo la sospecha legitima de que han sido ejecutados.

Bicentenario Juan Pablo Duarte